Peeling

  • Tratamientos con Peeling_JBP1545

El peeling produce, a través de diversas técnicas que utilizan, bien productos químicos como el acido glicólico, el fenol, el acido salicílico, pirúvico, láctico y otros, o bien métodos físicos como el laser o la dermoabrasión, una exfoliación de la piel y una mejora de las patologías diversas como secuelas de acné, seborrea, arrugas faciales, piel fotodañada o envejecida y manchas solares.

La profundidad del peeling va a depender de diversos factores entre ellos del tiempo de permanencia del producto en la superficie de la piel y del propio producto.

Un buen manejo de los diferentes tipos de peeling va a conducir a una mejora que puede ser inmediata o a medio plazo._JBP1529

La asociación de peeling con otras técnicas como la toxina botulínica, los rellenos y el laser en sus diferentes modalidades (luz pulsada, titan para la flaccidez, neodimio para los capilares y vénulas) es lo ideal para conseguir un perfecto rejuvenecimiento.